2008-2010

  • Todos somos como un laberinto complejo. El secreto para transitarlo con exito, es encontrar el camino que unen cabeza y corazón.
    Encontré el camino.
  • Encontré el camino (Detalle).
  • Corre sin título
  • ¡Dale, que voy!. (Detalle).
  • Justo al borde de la decisión final, me vienen a la cabeza otras; intrascendentes, banales, que me dispersan de mi determinación. Hasta que tomo la 44.
    Decisión 44: ¡Ahora!.
  • Salta, y ayudame a alcanzar las estrellas.
    ¡Dale, que voy!.
  • ...es la instantánea de mi mismo después de un largo y aún inacabado recorrido. He volado por lugares difíciles pero no puedo prescindir de mis alas porque sé que moriría; las recompondré una y otra vez de bronce, de agua, de plástico, de mis propias cenizas…
    Mi atalaya "protegente".
  • ¿Son (dos) (en) (caja)? ¿Es una (caja) (en) (dos)? ¿(Encaja) (dos)?
    En caja dos.
  • Algunos títulos se me resisten. Probablemente por la dificultad de tener que escoger entre varias formas de exponer las ideas que esconde cada obra. Esta fue una de ellas. Estando en extraño equilibrio… ¿pide que le sujeten ó invita a subir?
    El cuerpo es el mensaje.
  • Hay una canción compuesta por Carlos Aragón, en el disco "obsession" de Hevia, titulada "the morning star". Melodía cíclica e íntima. La vida es así a veces, circular. Por otra parte soy un signo de aire y un poco bufón. Soy un poco payasete y vivo cogido por los dedos, de la realidad.
    Jugando con Eolo.
  • Jugando con Eolo. (Detalle).
  • Suele pasar, que a veces la mejor forma de ver las cosas, es subiéndose a una escalera y arquearse hacia atrás, para ver el mundo al revés. A veces funciona. O por lo menos, lo ves todo desde otra perspectiva y piensas: ¡mira que bien quedo!.
    ¡Mira que bien quedo!
  • El cuerpo es el mensaje. (Detalle).
  • Entre los primeros bostezos rojizos de la tarde, entre el último despertar purpúreo de la luz, me despierto...me encuentro. En el sonido rítmico de las olas, de mis pensamientos. Recuerdos inconscientes arropados por el ocre, el olor a azul…
    Para perderse o encontrarse.
  • A veces me resbalo y el único punto de agarre que encuentro, es una escalera que no sé donde va. Puede suceder también, que cuando creo no tener más fuerza, encuentro una opción que me ayuda a subir de nivel.
    Yo a ella o ella a mi...
  • ¡Que importante es darnos cuenta, que todos tenemos nuestro vestido de oportunidades!. Pontelo, y sal al sol.
    Vestido de oportunidades.
  • Pablo me copió el sistema: Abría la boca con una mueca de sorpresa divertida, mientras movía la cabeza negándolo todo. En sus ojos se veía claramente, que él no había sido...
    Yo no he sido...

Pin It on Pinterest

Share This